domingo, 19 de mayo de 2013

'La belleza encerrada' del Museo del Prado ve la luz





El Museo del Prado presenta desde el 21 de mayo hasta el 10 de noviembre 'La belleza encerrada. De Fra Angelico a Fortuny', una exposición inédita que reúne ordenadas de forma cronológica 281 obras de la colección del Museo que tienen como característica común su pequeño formato. El resultado es un resumen de la colección del Museo y de los orígenes del arte, que permitirá al espectador admirar cada obra en condiciones de proximidad y recogimiento, al tiempo que encontrarse con piezas rara vez exhibidas en sus salas, muchas de las cuales han pasado por una amplia campaña de restauración.

Para albergar la muestra, patrocinada por la Fundación BBVA, las salas de exposiciones temporales del Museo se han convertido en una sucesión de gabinetes ordenados a lo largo de 17 espacios de mayor a menor amplitud y de distintos formatos, para elaborar un recorrido histórico-artístico que, por primera vez en la historia de la institución, analiza los orígenes de las obras de pequeño formato y resume la colección del Prado más íntimo.

Todos los géneros y los temas -desde mitología, imágenes de devoción y retratos, a naturaleza, reflexión sobre el ser humano, la exaltación del poder y la vida cotidiana-, y también los diferentes soportes y técnicas -cristal, mármol, tabla, lienzo, pizarra, cobre y hojalata- se mezclan en esta exposición para reflejar la riqueza y varidad de este resumen de la colección del Museo.

Correspondiente a todo el arco temporal que abarcan las colecciones del Museo, desde finales del siglo II -la escultura de mármol Atenea Partenos- hasta los umbrales del siglo XX con Fortuny, Madrazo o Rosales, este conjunto de obras sobre un inédito protagonismo a través de un montaje que facilita su contemplación más íntima.

Hay obras de Fra Angelico, Roger van der Weyden, Durero, Rafael, Velázquez, Rubens, Pieter Brueghel el Joven, Murillo, Luis Paret, Goya, Fortuny, Madrazo, Rosales o Carlos de Haes.