lunes, 3 de septiembre de 2012

Exposición colectiva de Fotografía "PARÍS" en FNAC Castellana




La exposición de FNAC Castellana es un mosaico de imágenes que animan a recorrer algunos de los lugares más pintorescos de París, que recupera históricos momentos vividos. Instantáneas de culto o retratos realizadas por fotógrafos como Daguerre, Nadar, Robert Capa o William Klein, entre otros, componen un verdadero álbum familiar de los parisinos. Una exposición formada por 25 fotografías en blanco y negro que ayuda a recorrer  los lugares más pintorescos y emblemáticos de la Ciudad de la Luz. Y todo ello a través de instantáneas de culto o de retratos de algunos de los personajes que le dieron un especial protagonismo histórico-artístico a través de su arte y savoir faire.

A través de las imágenes expuestas, se llegará al París de finales del XIX, al ambiente de las orillas del Sena, los cabarets, el estudio de las bellas artes de los años 20, la ocupación nazi, la Resistencia, las celebraciones del 14 de julio o al inmutable Café de Flore. La Ciudad de la Luz, centro artístico y educativo. Una ciudad construida en dos milenios de historia, que entra en el tercer siglo de su romance con la fotografía. Fue a orillas del Sena donde el científico Niépce y el divulgador fotográfico Daguerre alumbraron oficialmente este nuevo arte que, desde entonces, ha florecido desarrollando un lenguaje distintivo y se ha convertido, además, en una herramienta vital de conocimiento.

Goethe la describió como “una ciudad universal donde un paseo por un puente o una plaza evoca un gran pasado, donde en cada rincón se ha vivido un fragmento de la historia”. Y la historia se vuelve a narrar ahora sin dejarse ni un detalle a través de imágenes captadas por célebres fotógrafos, entre los que se encuentran Daguerre, Marville, Atget, Lartigue, Brassaï, Kertész, Ronis, Doisneau y Cartier-Bresson, así como también por un buen número de autores desconocidos.

De hecho, París se puede enorgullecer de ser la única ciudad del mundo cuyos archivos albergan un registro casi completo de más de un siglo y medio de transformaciones. Estas visiones intentan embotellar un poquito de esa atmósfera parisina, algo de esa poesía particular que emana de las piedras y de los habitantes de una ciudad que muda constantemente y que ha inspirado a tantos escritores, pensadores y artistas a lo largo del tiempo.

En las fotografías de esta exposición puede verse un estimulante mosaico de imágenes, un cóctel fotográfico que, en cierto modo, es el verdadero álbum familiar de todos los parisinos. A ellos y a los amantes de esta ciudad capital es a quienes está dedicado este testimonio vibrante, afectuoso y tierno.

Un total de 25 fotografías en blanco y negro, ayudan a recorrer algunos de los lugares más pintorescos. Y todo ello a través de instantáneas de culto o de retratos de algunos de los personajes que le dieron un especial protagonismo histórico-artístico a través de su arte y savoir faire.

En Fnac Castellana hasta el 15 de septiembre